La convergencia PCs-teléfono está sucediendo, pero no de la forma que te imaginas

Los teléfonos celulares modernos se han convertido en una tecnología voraz que se ha devorado en el camino a reproductores de música digitales, cámaras de apunta-y-dispara y hasta muchos modelos de tabletas. 

(CNETenespañol) – Las pantallas de los celulares son más grandes, las cámaras integradas más finas y los apps de trabajo y entretenimiento mejoraron. Con excepción del iPad y un par de tabletas de bajo costo como la serie Fire HD de Amazon, la tableta independiente ha sido integrada, en gran medida, en los celulares de pantalla grande.

Muchos pensaron que la PC, especialmente la clásica computadora portátil, era la siguiente en desaparecer ––especialmente después de algunos años de ideas anémicas en muchas áreas de la industria de las PC. Sin embargo, la computadora portátil está lejos de estar muerta, y sigue siendo una de las categorías más importantes en CES de cada año.

La cosecha de computadoras portátiles en CES este año ––que se caracterizó por incluir modelos híbridos 2-en-1 basados en Windows–– incluso muestra signos de un repentino salto evolutivo. La convergencia PC-teléfono largamente anticipada está sucediendo, pero en lugar de que los teléfonos se parezcan cada vez más a las computadoras, las computadoras se están pareciendo cada vez más a los teléfonos.

La PC que piensa como un teléfono

La forma en que esta tendencia se está haciendo evidente es en la nueva generación de computadoras portátiles que está sustituyendo los procesadores tradicionales Intel (y a veces AMD) por los nuevos procesadores Snapdragon de Qualcomm. Hasta ahora, hemos visto tres de estos sistemas Snapdragon anunciados: el Envy x2 de HP, el NoveGo de Asus y el Miix 630 de Lenovo.

Las laptops con procesadores de baja gama ya se han probado antes, con un éxito limitado. ¿Por qué ahora es el momento más adecuado? Porque estos sistemas ya no son malbaratados como artículos desechables en una venta de garage, y de hecho, costarán US$600 o más, al igual que muchas laptops convencionales en Estados Unidos. En sentido contrario a lo esperado, además prometen algunas funcionalidades muy avanzadas, incluida la conectividad LTE siempre activa (como un teléfono) y más de 20 horas de duración de la batería, con semanas de tiempo en reposo, que también suena más como un teléfono que como una PC.

La desventaja es que estas laptops Snapdragon ejecutan Windows 10 S, una versión limitada de Windows 10, que sólo permite aplicaciones de la tienda oficial de apps de Microsoft. Este caso es muy parecido al ‘jardín amurallado’ de apps OS móviles que muchos teléfonos ejecutan.

La buena noticia es que puedes actualizar a Windows 10 Pro completo con un par de clics, generalmente de forma gratuita, aunque aún no estamos seguros de cómo funcionará el procesador Snapdragon con apps más intensivas como Photoshop o juegos de PC. Así que perderás potencia y flexibilidad a cambio de mayor duración de la batería y conectividad.

O, dicho de otra manera: ¿una laptop con el cerebro de un celular será lo suficientemente potente como para sentirse como una computadora ‘real’?


Project Linda de Razer.  James Martin/CNET

El teléfono que piensa como una PC

Hay otra visión de la convergencia entre el teléfono y la computadora portátil que está sucediendo aquí en el CES. Razer, el fabricante de PCs y accesorios, siempre trae uno o dos prototipos muy creativos al CES, como la laptop Project Valerie de triple pantalla que presentó el año pasado.

La pieza conceptual que trajo al CES 2018 es Project Linda, una carcasa de laptop de 13 pulgadas, con un gran hueco donde normalmente estaría el touchpad. En ese espacio puedes colocar un teléfono Razer, presionas un botón y las dos piezas se conectan, con el cuerpo de la laptopactuando como una base muy elaborada para el celular. El teléfono actúa como el touchpad y también como una segunda pantalla, y funciona con el creciente número de apps de Android que han sido especialmente formateadas para pantallas de computadora portátil más grandes o monitores de computadora.

Sí, ya hemos visto esto antes: la Palm Foleo que nunca llegó al mercado, la Atrix 4G de Motorola y la más reciente Padfone X de Asus se basaron en una idea similar de “agrega una carcasa de laptop a tu celular”. Pero, visto desde el prisma de las computadoras portátiles Snapdragon de Lenovo, HP y Asus, el resultado final es sorprendentemente similar, y es algo que podríamos estar viendo mucho más en el futuro ––una experiencia laptop, pero creada por el cerebro de un celular.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *